Ayahuasca, inédito

El Universo

Como un tsunami la planta me revuelca con toda su fuerza de una sola vez. Siento que me estoy muriendo, toda mi piel se siente horrible, todo mi cuerpo, adentro y afuera, veo círculos anaranjados con bordes angulosos en cada ola mientras lucho por mantenerme consciente y pienso que cometí un terrible error y que me voy a morir aquí.¿Por que hice esto?

Pienso en pedirle ayuda al Chamán, estoy a punto de hacerlo pero que puede hacer él? Igual tendré que pasar por todo esto. Me voy a morir, no, no me voy a morir. Voy a quedar loco, encerrado en en un cuarto babeando en el piso.  Siento que me voy a orinar. Me acuerdo de lo que dijo Pedro, que hay que pasar por el infierno para llegar al cielo, eso me da esperanza que este infierno no será eterno. Me acuerdo también que Luis dijo que hay que dejarse llevar, no luchar, y que incluso a veces hay que dejarse morir, la planta sabe lo que esta haciendo en cada uno. Logro despejar la mente por un par de fracciones de segundo y me pasa lo que menos me hubiera imaginado, estoy en el espacio exterior, entre las estrellas y los planetas por esos dos flashazos, en paz. Con esto despejo la mente y me dejo ir totalmente. Estoy nuevamente en el espacio. Completamente asombrado viajo pasando los planetas y los visito, paso a través del sol y a cientos de planetas de distancia llego donde hay otros seres, los veo desde atrás, con trajes, uno lentamente se da vuelta y me sorprende con su humanidad, simplemente siento, y sé, que son los Mayas. Vuelvo a la tierra, voy a tantos lugares, desde el fondo del mar hasta la cima del Everest. En el mar me traga entero un gran tiburón, me digiere. Luego veo como todos los animales se dejan llevar tranquilamente por una corriente submarina, vuelvo a ver hacia atrás y veo como sólo los seres humanos nadan con todas sus fuerzas contra la corriente, pero se los lleva igual. En la tierra soy un pequeño roedor, me come un jaguar y sufro, pero al ser comido esta vez me convierto en el jaguar, y así con muchos animales. Soy también un pájaro, un gran árbol y después su semilla, viajando con el viento. Visito a toda la familia, hasta a María y el Abuelo. Me despido de algunas personas y saludo a otras. Veo mi pasado, mi presente y mi futuro. Una morocha, boda, yo viejo… Veo todo lo que esta pasando en la tierra, cazadores y grandes ciudades. Entiendo que todo esto ha pasado mil veces, lo veo. Desde el espacio veo la tierra congelarse y volver a la vida, la veo calentarse y explotar en un millón de pedazos y volver a juntarse, todo esto ya pasó y seguirá pasando, lo veo lo sé. Soy una vaca blanca caminando por una calle de polvo en India. Entiendo que pasaremos por muchos infiernos y llegaremos a muchos cielos, el infierno nunca es eterno… Nada es tan terrible como parece. No debemos de luchar, debemos dejarnos llevar. Puedo estar tranquilo.

2 comentarios en “Ayahuasca, inédito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s