¿Será posible?

¿Será posible vivir de sueños, construir a punta de magia, viajar flotando por el camino dorado? 

Ese es mi deber sagrado; averiguarlo, intentarlo, hacerlo, serlo… y contar el cuento.

Poco a poco voy abriendo los ojos para poder ver esa magia escondida en toda la vida, esos hilos dorados que me sacan del laberinto hacia lugares más soleados, el sueño que es todo esto… 

¿No es eso lo que hacemos todos los días? 

¿Será posible, vivir sin eso?

Playa Hermosa

Me levanto al amanecer y todo brilla en luz dorada. En el aire se respira la frescura de un nuevo día. Un espejo gigante en la playa en marea baja refleja el cielo en la tierra. Arriba cielo azul y solo un trencito de nubes en el horizonte. Se ven relajadas, pasando por ahí a lo lejos. No sé de donde salieron, o en qué momento aparecieron… parecen pequeñas y pacíficas cumulonimbus y apenas flotan sobre el mar. No se ven amenazadoras como las montañas de lluvia y trueno que se levantan cuando empieza a entrar el invierno, más bien parecen ir haciendo viaje. Como que van de salida y esta es su despedida. A otros rumbos y otras vidas. Suerte nubes, hasta la próxima temporada!

 

Río arriba

El río de la vida

fluye por las piedras,

se disuelve en el océano.

Despertada por el sol,

Agua sube por los aires,

y vuela siendo nubes…

de noche trepa las montañas,

y se posa sobre ellas.

Y cuando ya no flota más,

se desploma hacia la tierra...

¡Y llueve vida de los cielos!

Oda a Hermosa

¡Saludo a Hermosa,

la más gloriosa!

Sus olas son montañas, 

potentes hasta las entrañas.

Sus cuevas tenebrosas,

llenas de dragones errantes.

Surgen de sus profundidades,

temibles gigantes.

Monstruos marinos escupen espuma blanca en cañonazos del mar.

…y de repente,

silencio ensordecedor,

un momento de paz…

solo suenan las burbujas que brotan a la superficie planchada por la furia del océano.

Más allá, algo tapa el horizonte…

Inmensos espectros del fondo del mar.

Líneas negras de proporciones bíblicas se levantan y avanzan silenciosamente,

saliendo de las leyendas para hacerse realidad,

y vienen para acá…

Presente

Estar presente.

No es fácil, no es difícil. 

No es algo que se decide hacer una vez y ya está.

Es una práctica constante. 

Se renueva cada momento, pero no se puede acumular.  

No lo puedo dejar para después, porque no hay después. 

Volvamos al aquí, al ahora.

 Vivamos conscientemente. 

Ya. 

Ya. 

Ya.


*Semejante es actuar de mente-corazón, cada decisión puede ser tomada conscientemente, pero debo estar aquí, ahora.

*Pequeñas prácticas y meditaciones, son como islas de consciencia, desde las cuales hacemos expediciones al exterior, aunque a veces parece que más bien vivimos en el exterior (la inconsciencia), y de vez en cuando hacemos expediciones a estas islas de la consciencia… pero realmente, siempre hemos estado aquí.