Presente

Estar presente.

No es fácil, no es difícil. 

No es algo que se decide hacer una vez y ya está.

Es una práctica constante. 

Se renueva cada momento, pero no se puede acumular.  

No lo puedo dejar para después, porque no hay después. 

Volvamos al aquí, al ahora.

 Vivamos conscientemente. 

Ya. 

Ya. 

Ya.


*Semejante es actuar de mente-corazón, cada decisión puede ser tomada conscientemente, pero debo estar aquí, ahora.

*Pequeñas prácticas y meditaciones, son como islas de consciencia, desde las cuales hacemos expediciones al exterior, aunque a veces parece que más bien vivimos en el exterior (la inconsciencia), y de vez en cuando hacemos expediciones a estas islas de la consciencia… pero realmente, siempre hemos estado aquí.

Mariposas escondidas

¿Has visto cuando sale el sol como las mariposas vuelan por todas partes?

¿Viste de donde salieron?

¿Cuando está nublado adonde están?

Las mariposas se esconden por todas partes, debajo de las hojas y pegaditas a los troncos, siempre listas para salir a volar cuando brilla el sol. Hay mariposas por ahí, aunque a veces no se vean… Espera paciente a que brille el sol, y verás volar las mariposas en tu vida.

Sorpresas por todas partes

Determinado a seguir con la aventura de intentar cosas nuevas me veo sorprendido una vez más.

A veces me parece que lo único que se necesita es intentarlo. Intento algo aunque no tenga la menor idea de cómo hacerlo y en el camino de algún modo pasa. Ya sea con un maestro que aparece, una conexión inesperada o una suerte inexplicable, todo pasa. A veces hay que intentarlo y seguir intentándolo e intentarlo una vez más, pero pasa.

Abriendo los ojos, la mente y el corazón logramos ver que todo está conectado y que aunque tal vez no parezca, ya todo se mueve en dirección de nuestros sueños. Si pongo toda mi energía en algo, empieza a suceder, a veces es casi imperceptible y otras muy fácil de ver.

A veces hay que parar a descansar para no perder la esperanza y poder apreciar desde la quietud todo lo que es estar viviendo el sueño y el milagro que ya es esta vida. 

Amando, soñando, haciendo, descansando, viviendo, todo al mismo tiempo.

Flores en el jardín

En lo más seco de lo seco,

se abren flores en el jardín!

En secretas hierbas se esconden,

pequeñas estrellas de color en un mundo café.

En los árboles, flotan enjambres de flores moradas.

Agrega un poco de agua, y la vida brota agradecida.

Un poco de cariño, y las flores se abren en tu vida.

Bendita Pachamama, 

siempre agradecida!

13/5/19

Diarios del carrocasa

Dormí riquísimo y me desperté al amanecer, como de costumbre. Iba caminando por las rocas cuando avisté la Gran Garza Gris.* Salió de nadie sabe donde, flotó majestuosamente sobre el fresco aire de la mañana para cruzar la bahía, y llegó a descansar en el cucurucho de uno de los antiguos almendros de playa. 

Ahora me acuerdo que anoche me despertó un ruido extraño y cuando me asomé por la ventana a ver qué era me sorprendí bastante…

Era una tortuga! Se veía vieja y tenía conchas en la espalda, y no le molestaban los ladridos de Negro, quien ayer descubrí que también se llama “Sandal.” Glorioso nombre para quién vive sobre la arena y goza de comerse las cáscaras de huevo que quedan de mi desayuno todos los días.

Los caricacos y cangrejos se encargan de lo demás orgánico y les encanta el café. Los debe poner eléctricos… Ja!

Gloriosas olas entran a la bahía, estoy enamorado del mar, la tierra, y esta vida.


*(Ardea herodias)

Sacar un rato

Sacar un rato para compartir con un amigo, para agradecer, para vivir ahora, para dedicarlo a estar presentes por un momento. Percibir el silencio, la vida. Todo es increíble. 

Sentir la magia de un viejo árbol en el bosque, un ancestro, abuelo de los abuelos. 

Los pájaros siguen al sol y bandada tras bandada viajan volando hacia el Sur.

Una bandada se alimenta al borde del bosque cerca de la cima pelona de esta montaña. Vuelan bailando entre el suelo y los árboles en un tremendo espectáculo natural. Hablan mucho entre ellos y parecen comentar “que ya viene el invierno”, “que falta muy poco…” de repente, hay un instante en el que parecen ponerse todos de acuerdo y sin más, alzan vuelo perfectamente sincronizados y siguen su viaje al Sur, sobre las inmensas montañas del Tirol Austríaco.

Montañas majestuosas, tremendos picos y macizos de roca. Un paisaje perfecto en las alturas, mientras abajo, en el pueblo de Sankt Jakob in Haus, se vive en casas de cuento de hadas como en Hansel y Grettel. 

Gracias por compartir, un día perfecto.