Entre día y noche

La Fortuna, Costa Rica

Nubes vestidas de rosados brillan en celebración.

Un oscuro gigante empieza a despojarse de las sábanas que cubren su pico.

Rosados se duermen en nocturnos morados.

La oscuridad revela un filo plateado de luna creciente.

Volcán Arenal se despeja por completo en un espectáculo colosal.

Celajes, luna y volcán, juntos en un perfecto anochecer.

 

Me siento alegre y con suerte de poder presenciar este espectáculo. Agradezco a la vida y a todo por esto, por ahora, por aquí. Por poder estar presente y disfrutar las increíbles cosas que hay fuera de las paredes del mundo y de la mente.