La superficie

 

¡Increíble!

Y eso es solo la superficie.

¿Cuánta profundidad?

Infinita

 

Siempre que llegués a lo que creés es el final de algo, eso es solo el principio de algo más,  la superficie.

Me maravilla este mundo, infinito y asombroso en todas direcciones.

Me alivia saber que sin importar qué tan profundo, qué tan lejos, o qué tan arriba estemos, siempre estamos empezando.

El camino es infinito en todas direcciones. No importa cuánto hayás recorrido o cuánto querás recorrer, lo que importa es adonde estás ahora. Lo que importa es que estás. Lo que importa es que sos.

Cualquier lugar en el camino es solo eso, un lugar en el camino, hasta que vos llegás, y entonces es todo.

 

Del cielo a la tierra y de la tierra al cielo.

De nada a todo y de todo a nada.

Hacia adentro y hacia afuera.

 

La eterna respiración de un universo enamorado del ser.