Retorno del olvido

 

Volver después de dejarlo.

Regresar después de irse.

Hablar después del silencio.

Beber después de la sequía.

 

Creo que es bueno tomar distancia, descansar, dejar algo por un tiempo. Nos aclara si realmente lo necesitamos y cuánto lo disfrutamos. A la misma vez creo que es peligroso el olvido, la inconsciencia. Sin darnos cuenta podemos permitirnos perder aquello que tanto bien nos hace, que tanto disfrutamos. Si no tenemos claro cuánto tiempo queremos dejar pasar, o si no estamos realmente conscientes, es fácil que la pereza se meta y combinada con el olvido el lado oscuro de la mente nos puede convencer de que ya no… Que ya no podemos hacer aquello que hacíamos, quiere que lo dejemos tirado. Pero puede más la consciencia y el corazón, así que cuando te acuerdes de aquello que te llena el corazón y la mente te dice que es muy tarde… Ve y hazlo, porque nunca es tarde para ser feliz!