Un abejón dorado

Aceptar

Si acepto todo, se acabaron mis problemas, el sufrimiento se acaba. El fin de tantas luchas sin sentido, de tanto esfuerzo y energía gastada en la resistencia inútil. La resistencia a lo que es, lo que ya pasó, o hasta a lo que puede llegar a ser.

¿De qué nos sirve resistirnos a la lluvia?

Cuando sea realmente el momento de resistir, será eso lo que fluirá, y sabrás que realmente no estás resistiendo. Estás fluyendo con la esencia de tu ser.

 

*Si puedes aceptar todo, realmente, de corazón, entonces serás como el Buddha en que no podrás sufrir, y ahí, entonces, hasta el infierno es bienvenido!