Miedos

¿Cuántos demonios tenemos escondidos?

Tapados con el velo de mil excusas…

Despedazándonos desde adentro.

¿Cuántos miedos ocultamos bajo la alfombra?

Con la esperanza de que desaparezcan vemos para otro lado,

pero en esa oscuridad van creciendo y reproduciéndose.

Así llevamos la vida, hasta que llega el día… 

El día que toca enfrentar los fantasmas y ver los monstruos a los ojos.

Nos sorprendemos a nosotros mismos al verles disolverse ante la luz de nuestra atención. 

Todavía más sorpresivos son los mensajes que necesitaban transmitirnos, 

y el bien que nos hace este enfrentamiento,

y nosotros, dándole largas…

Ese es el día en que nos damos cuenta de que los miedos vienen a liberarnos, pero solo al enfrentarlos. De lo contrario, lo único que logramos esconder, encerrar y alejar de la luz es a nosotros mismos.

Mariposas escondidas

¿Has visto cuando sale el sol como las mariposas vuelan por todas partes?

¿Viste de donde salieron?

¿Cuando está nublado adonde están?

Las mariposas se esconden por todas partes, debajo de las hojas y pegaditas a los troncos, siempre listas para salir a volar cuando brilla el sol. Hay mariposas por ahí, aunque a veces no se vean… Espera paciente a que brille el sol, y verás volar las mariposas en tu vida.