¿Será posible?

¿Será posible vivir de sueños, construir a punta de magia, viajar flotando por el camino dorado? 

Ese es mi deber sagrado; averiguarlo, intentarlo, hacerlo, serlo… y contar el cuento.

Poco a poco voy abriendo los ojos para poder ver esa magia escondida en toda la vida, esos hilos dorados que me sacan del laberinto hacia lugares más soleados, el sueño que es todo esto… 

¿No es eso lo que hacemos todos los días? 

¿Será posible, vivir sin eso?

Presente

Estar presente.

No es fácil, no es difícil. 

No es algo que se decide hacer una vez y ya está.

Es una práctica constante. 

Se renueva cada momento, pero no se puede acumular.  

No lo puedo dejar para después, porque no hay después. 

Volvamos al aquí, al ahora.

 Vivamos conscientemente. 

Ya. 

Ya. 

Ya.


*Semejante es actuar de mente-corazón, cada decisión puede ser tomada conscientemente, pero debo estar aquí, ahora.

*Pequeñas prácticas y meditaciones, son como islas de consciencia, desde las cuales hacemos expediciones al exterior, aunque a veces parece que más bien vivimos en el exterior (la inconsciencia), y de vez en cuando hacemos expediciones a estas islas de la consciencia… pero realmente, siempre hemos estado aquí.