Miedos

¿Cuántos demonios tenemos escondidos?

Tapados con el velo de mil excusas…

Despedazándonos desde adentro.

¿Cuántos miedos ocultamos bajo la alfombra?

Con la esperanza de que desaparezcan vemos para otro lado,

pero en esa oscuridad van creciendo y reproduciéndose.

Así llevamos la vida, hasta que llega el día… 

El día que toca enfrentar los fantasmas y ver los monstruos a los ojos.

Nos sorprendemos a nosotros mismos al verles disolverse ante la luz de nuestra atención. 

Todavía más sorpresivos son los mensajes que necesitaban transmitirnos, 

y el bien que nos hace este enfrentamiento,

y nosotros, dándole largas…

Ese es el día en que nos damos cuenta de que los miedos vienen a liberarnos, pero solo al enfrentarlos. De lo contrario, lo único que logramos esconder, encerrar y alejar de la luz es a nosotros mismos.

2 comentarios en “Miedos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s