Fuego

¡Hijolé!

Qué quemada me pegué,

por estar lavando ropa al medio día,

y es que yo me lo presentía,

cuando sentía mi piel que ardía,

acuclillado sobre la palangana,

allá en el sol de medio día…

Ahora aquí sigo,

aprendiendo mucho,

que ya sabía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s